Cupones de descuento vs ofertas: ¿Cuál conviene más?

Siempre es una decisión difícil para las empresas cuando se trata de elegir entre cupones de descuento y ofertas. Por un lado, están los cupones de descuento, que siempre están disponibles y proporcionan un porcentaje de descuento o una cantidad determinada sobre el total de la compra. Por otro lado, tenemos las ofertas, que pueden ser muy atractivas pero que también pueden depender de muchos factores como la ubicación, la época del año y lo que el cliente está buscando. En esta entrada del blog, desglosaremos los pros y los contras de ambos tipos de descuentos.


Pros y contras de las ofertas

Como ya lo sabes, las ofertas son estupendas porque pueden ser muy atractivas para los clientes y pueden dar lugar a muchas ventas. Sin embargo, también tienen algunos inconvenientes. Uno de los principales es que pueden depender de muchos factores, como la ubicación, la época del año y lo que busca el cliente.

Esto significa que las empresas deben controlar constantemente estos factores para asegurarse de que su oferta sigue siendo válida. Ahora pongámonos en tus zapatos.

¿Alguna vez te pusiste a pensar en que el gran inconveniente de las ofertas es que a veces pueden resultar confusas para los clientes? Por ejemplo, una oferta puede decir “Compre uno y llévese otro gratis”, pero el cliente puede no saber si tiene que comprar dos artículos o sólo uno para obtener el descuento. No solo eso, no es extraño encontrar esos casos de “ofertas” donde un producto que siempre valió $5, de pronto entran en promoción de 2×1, al precio de $9.

Lógicamente, eso no siempre ocurre, pero para estar mejor prevenidos, veamos el caso de los cupones de descuento.


Ventajas y desventajas de los cupones

Los cupones están siempre disponibles y, como sabes, proporcionan un porcentaje o una cantidad determinada de descuento sobre el total de la compra. La principal ventaja de los cupones es que son muy sencillos de obtener, y son fáciles de entender. No hay términos y condiciones confusos, y los clientes siempre saben cuánto van a ahorrar.

La gran ventaja es que puedes utilizarlos varias veces, a diferencia de las ofertas que suelen ser únicas. Esto significa que si encuentras un cupón de 20% de descuento en tu compra, ¡puedes utilizarlo cada vez que compres en esa tienda! Todo es cuestión de descargarlo las veces que lo necesites.

Por supuesto, también hay algunos inconvenientes. Uno de ellos es que no todas las tiendas ofrecen cupones de descuento. Sin embargo, esto está cambiando, ya que cada vez más empresas adoptan este tipo de promoción. Además, algunas tiendas sólo permiten un cupón por compra, pero esto no quita que se los pueda utilizar hasta que llegue su fecha de vencimiento.

En síntesis, los cupones de descuento y las ofertas siempre ayudan al ahorro de nuestro día a día. Pero si tuvieras que elegir entre uno y otro, ¿cuál preferirías? ¿Uno donde todo está claro y puede utilizarse sin preocupaciones, en el momento que lo desees? ¿O aquella que depende de los estudios de mercado de las empresas que las ofrecen?